Las fugas de gas combustible en la instalación de una casa son por desgracia por comunes, sobre todo si los equipos, contenedores y tubería no han tenido un mantenimiento adecuado durante muchos años. El gas doméstico o gas LP es uno de los más inflamables y tóxicos, pues puede causar explosiones catastróficas, incendios y problemas de salud graves en caso de ser inhalado por mucho tiempo.

Existen muchas formas de prevenir una fuga de gas, y evidentemente, la primera es revisar bien que las hornillas de una estufa estén cerradas, sobre todo a la hora de dormir y antes de salir de viaje. También es recomendable revisar periódicamente las instalaciones y tuberías del gas, así como los sistemas de ventilación cercanos a las estufas o calderas.  

Cuando detectes una fuga de gas, debes estar prevenido y saber exactamente cómo actuar. Recuerda que no hay fugas de gas pequeñas.

Aquí te enlistamos una serie de recomendaciones:

  • Ventila todo el inmueble abriendo las puertas ventanas. El gas butano es más pesado que el aire, por lo que hay que ventilar los pisos de abajo. El gas natural es más ligero, por lo que hay que ventilar los pisos de arriba.  
  • Desconecta todos los equipos eléctricos y electrónicos. No acciones ningún interruptor de luz, ni tampoco hablar por celular o encender un cigarro.  
  • Localiza y cierra la llave general del paso de gas.
  • En caso de que no puedas cerrar la llave de paso, contacta a la compañía proveedora, y a los bomberos inmediatamente.

 

Si deseas conocer más de este tema, envíanos un correo electrónico: pedidos_ags@gasnoel.com